dijous, 17 de març de 2011

Capicúa




Un corto que emociona. El principio y el final de la vida de una persona están íntimamente conectados. No me gustaría comentar nada más porque el vídeo lo dice todo y es precioso no conocer el final.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada